NewEpoch Media

Noruega: ¡Defender y aplicar la universalidad de la guerra popular prolongada!

June 17, 2019

We publish a spanish translation of the article "Defend and apply the universality of Protracted People’s War!", whis was written by norwegian comrades and published here in english:

 

Los camaradas de Noruega publicaron ayer un documento de lucha de dos líneas en inglés con respecto a una declaración emitida por Sison el día anterior. Como Sison publicó hoy una "Nota de seguimiento" como una respuesta obvia a la crítica de los compañeros (sin decirlo así), implicando a los compañeros noruegos, y en este sentido, a todos los que trabajan para la guerra popular y la propagan en los países imperialistas en la actual situación - sería según Seson un oportunista "de izquierda", un maoísta falso o incluso un agente provocador ". Por eso queremos reflejar sus comentarios justificados aquí:

 

 

 


¿Cuál es el camino de la revolución en los países imperialistas? Esta es una pregunta candente para todos los revolucionarios en esta parte del mundo, en las fortalezas occidentales del imperialismo. Es una pregunta que durante 100 años ha sido contestada incorrectamente por la abrumadora mayoría de los autoproclamados revolucionarios en Europa.

 

El maoísmo plantea la universalidad de la estrategia de la guerra popular, y la presenta como la única estrategia militar del proletariado internacional, aplicable en todos y cada uno de los países de acuerdo con las diferentes condiciones concretas (aplicación concreta de acuerdo a las condiciones concretas). Pero algunas personas lo niegan obstinadamente, y se aferran a la vieja estrategia de la lucha legal prolongada hasta que las condiciones estén "maduras para la revolución" debido a un conjunto de crisis y los revolucionarios que acumulan fuerzas abrumadoras contra el viejo Estado capitalista, lo que les permitiría barrerlo en algún tiempo lejano, en algún tipo de guerra relámpago.

 

Esta es una estrategia que ha fracasado en la práctica mientras que la guerra popular es victoriosa. La teoría de la acumulación de fuerzas está más que lista para el basurero de la historia. Pero aún así, algunos todavía se sienten atraídos por lo viejo, como las moscas se sienten atraídas por la basura.

 

El siniestro ataque de Sisons a la estrategia de la guerra popular.

 

El presidente fundador del Partido Comunista de Filipinas volvió a hablar en contra de la universalidad de la guerra popular prolongada (GPP) en un texto con fecha del 5 de junio de 2019:

 

Sobre la cuestión de la guerra popular en los países capitalistas industriales por José María Sison

 

Sison escribe:

 

"Trataré la noción de algunas personas de que la teoría de Mao sobre la guerra popular prolongada es universalmente válida y aplicable".

 

Esta es una forma siniestra de plantear la pregunta. ¿Es esta teoría solo una "noción"? ¿Quiénes son “algunas personas”? Para la mayoría de los maoístas, es bien sabido que cuando el maoísmo se sintetizó por primera vez, lo hizo el presidente Gonzalo y el Partido Comunista del Perú. Esto fue realizado por el Partido en 1982 en medio de la guerra popular. En 1988, el Partido adoptó un documento actualizado que explicaba la ideología, "Sobre el marxismo-leninismo-maoísmo", donde afirman:

 

"La guerra popular es la teoría militar del proletariado internacional; en ella se resume, por vez primera en forma sistemática y completa, la experiencia teórica y práctica de las luchas, acciones militares y guerras libradas por el proletariado y la larga experiencia de la lucha armada popular y especialmente de las guerras campesinas de China. Es con el Presidente Mao que la clase logra tener su teoría militar; sin embargo, hay bastante confusión e incomprensión sobre este problema(...)


Una cuestión clave y decisiva es la compresión de la validez universal de la guerra popular y su consecuente aplicación, teniendo en cuenta los diferentes tipos de revolución y las condiciones específicas de cada revolución. Servirá a esta cuestión clave considerar que no se ha repetido una insurrección como la de Petrogrado, la resistencia antifascista y las guerrillas europeas en la II Guerra Mundial, así como las luchas armadas que se libran en Europa actualmente; y ver que al fin y al cabo, la Revolución de Octubre no fue sólo insurrección sino una guerra revolucionaria que duró varios años. En consecuencia, en los países imperialistas la revolución sólo puede concebirse como guerra revolucionaria y ésta hoy es simplemente guerra popular".

 

¿Por qué el Partido Comunista del Perú y otros partidos y organizaciones que adoptan el mismo punto de vista, principales y principales entre ellos, los Partidos y Organizaciones Maoístas de América Latina, a los que se refiere Sison como "algunas personas"? Los nombres de los Partidos y organizaciones de hoy, y la línea que presentan, se pueden leer en una declaración trasotra. Deben ser bien conocidos por Sison. Son partidos serios y dedicados que han derramado sangre por la revolución. Pero Sison habla sobre la "noción" de "algunas personas". No puede haber otra explicación que no sea Sison, que elige la forma de lucha más cobarde, ni siquiera reconoce a su oponente como digno de un nombre y, por lo tanto, no tiene que responder lo que realmente ha escrito. No hay referencias a documentos, solo a "nociones".

 

Todo el texto de Sison está escrito de una manera como si la teoría de la universidad de la GPP ni siquiera hubiera sido formulada. Su texto está escrito como si sus objeciones contra él ni siquiera hubieran sido respondidas, a pesar de que todas y cada una fueron respondidas hace mucho tiempo, en el mismo acto de sintetizar el maoísmo. Este método de Sison es bastante vergonzoso.

 

Sobre la guerra popular en los países urbanizados frente a los países principalmente rurales.

 

Su texto comienza con el siguiente párrafo:

 

"Muchas veces me han preguntado los revolucionarios proletarios reconocidos si la guerra popular prolongada llevada a cabo por Mao en China se puede librar con éxito en países capitalistas donde el proletariado industrial se ha convertido en la clase mayoritaria y el campesinado se ha convertido en una clase minoritaria".

 

Debemos preguntarnos, ¿de qué países está hablando Sison? No hay ningún país en Europa o América del Norte al menos, donde el proletariado industrial sea la mayoría. El proletariado es la clase más grande del mundo, pero hay grandes segmentos en él, especialmente en los llamados "países industrializados", que están empleados en servicios públicos o privados. Por mucho, superan en número a los proletarios industriales en la mayoría de los países imperialistas. Esta no es una pregunta clave del texto, pero muestra su falta de calidad y precisión.

 

Además, diríamos que la característica definitoria más importante de los países a los que debe referirse no es "industrializada" sino "imperialista". Muchos países del tercer mundo, incluso con poblaciones rurales muy grandes, podrían definirse como más "industrializados" hoy, que muchos países imperialistas. La mayoría de los productos industriales en el mundo se producen en los países oprimidos.

 

Sison escribe:

 

"En los países capitalistas industriales, los revolucionarios proletarios no pueden comenzar la guerra revolucionaria con un ejército pequeño y débil en el campo y esperan usar el amplio espacio y el tiempo indefinido en el campo para sostener la guerra".

 

¿Quién hizo de esto el factor definitorio de la guerra popular? No al menos el Partido Comunista del Perú. Está claro por todos los maoístas que se adhieren al marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente al maoísmo, que el camino de rodear las ciudades no es una ley universal de la GPP. Este es el camino en las naciones oprimidas en su mayoría rurales del mundo. El Partido Comunista del Perú definió la guerra popular en el Perú como una guerra popular unitaria, donde las áreas urbanas desempeñaron un papel más importante desde el comienzo de la guerra popular que en China. Y otros han dejado claro que la guerra popular no será una guerra campesina rural en los países imperialistas. Esto debe ser bien conocido por Sison, pero actúa como si no lo fuera.

 

Falsedad, prejuicio y oportunismo.

 

Sison escribe sobre la guerra en los países industrializados:

 

"Tan pronto como el ejército se atreva a lanzar la primera ofensiva táctica, se verá abrumado por el enorme ejército armado y el sistema de transporte, economía y comunicaciones altamente unificado de la burguesía monopolista".

 

Esta es una objeción conocida contra la guerra popular. Y se ha tratado antes. Simplemente no es cierto que un grupo armado debe ser abrumado por "el enorme ejército" (!) Tan pronto como este actúe. Las Brigadas Rojas de Italia estuvieron activas desde 1970 hasta 1988. La Facción del Ejército Rojo de Alemania estuvo activa desde 1970 hasta 1998. El Ejército Rojo Japonés estuvo activo desde 1971 hasta 2001. The Weather Underground estuvo activo en los Estados Unidos desde 1969 hasta 1977. El Ejército de Liberación Negro estuvo activo en los Estados Unidos desde 1970 hasta 1981. La ETA del País Vasco estuvo activa desde 1959 hasta 2018. Hasta el día de hoy, hay varios grupos armados activos en Irlanda. La lista continúa, con guerrilleros activos en áreas urbanas de todo el mundo.

 

Lo importante es que la mayoría de estos grupos no estaban armados con la ideología todopoderosa del marxismo-leninismo-maoísmo. No fueron dirigidos por un partido comunista maoísta militarizado. Como maoísta, uno identificaría esto como una debilidad importante que los obstaculizaría en la lucha. Y aún así, estos grupos armados casi nunca fueron "abrumados" por el Ejército o el estado reaccionario. En la mayoría de los casos, ¡los grupos capitularon debido a la pérdida de moral o falta de ideología y liderazgo político! Eso es verdad de muchos de estos grupos. La afirmación de Sison, hipotética y teórica, es completamente falsa. No está arraigado en la realidad. Es solo la postura oportunista, vieja y podrida, que el enemigo es todopoderoso, "lo ve y lo sabe todo", y por lo tanto no tenemos manera de luchar contra él.

 

Sison escribe:

 

Sin embargo, el término "guerra popular" puede ser usado de manera flexible para significar la necesaria revolución armada por parte del pueblo para derrocar al Estado burgués en un país capitalista industrial. Pero definitivamente, lo que debe ser prolongado es la preparación para la revolución armada con la abrumadora participación del pueblo ".

 

Esta es una forma clásica oportunista de "unificar" lo que no se puede unificar. Sison sabe muy bien que esto no es lo que se entiende y se afirma cuando los maoístas definen la revolución simplemente como la guerra popular, aplicable universalmente también en los países imperialistas y principalmente en los países urbanizados. Todos estamos a favor de ser flexibles en las tácticas, pero uno no debe ser "inflexible" en Ideología. Uno debe ser, como pensaron Lenin y Mao, estar basado en principios en este ámbito. O bien, no es el marxismo sino el oportunismo.

 

Sison declara aquí su línea, que es la única línea opuesta a la guerra popular pero que se hace pasar por revolucionaria; La línea de acumulación de fuerzas a través de la lucha legal prolongada. Esto fue lo que el Partido Comunista del Perú desafió desde el principio. Esta es la línea de toda la flora heterogénea de “marxistas-leninistas”, hoxhaites, trotskistas y adherentes occidentales del pensamiento de Mao Zedong hoy. Prolongada, muy prolongada, preparación por todos los medios legales y en algún momento en el futuro, una revolución armada. Hay que decir una y otra vez, que esto nunca ha sucedido. No ha pasado esto en 100 años, a pesar de que cientos y miles de grupos y partidos se han adherido a esta estrategia. Y la práctica de estos grupos y tendencias siempre ha sido más o menos idéntica a la práctica de las fuerzas abiertamente reformistas.

 

No hay diferencia cualitativa entre el trabajo y la práctica del Partido Socialista Obrero Británico, el PTB belga, el MLPD alemán o el alemán Die Linke. Y esta es la práctica aclamada por Sison y apoyada por muchos de sus seguidores, que apoyan la revolución en Filipinas, pero participan en el reformismo de tales partidos aquí en Europa. La teoría difiere, pero la práctica es la misma. ¿Cómo es esto posible? Es posible porque se quedan atrás, se retrasan al paso del tiempo que está girando constantemente y hace mucho tiempo demostró que la teoría de la acumulación prolongada no es más que una farsa. Es posible porque no hay conexión entre su teoría de la revolución y su práctica del reformismo y el legalismo. Tienen un objetivo de revolución que es total y fundamentalmente ajeno a su vida y práctica.

 

¿Camino de octubre o realmente ningún camino en absoluto?

 

Sison escribe:

 

“En la Rusia imperialista, los bolcheviques tenían la previsión de sembrar cuadros como semillas revolucionarias dentro del ejército zarista. Cuando las masas de tropas se descontentaron como el pueblo en el curso de la Primera Guerra Mundial, se levantaron para derrocar al Zar y luego al gobierno burgués de Kerensky. Posteriormente, emprendieron una guerra exitosa contra los reaccionarios y los intervencionistas extranjeros en el campo del vasto imperio ruso ".

 

Sobre la cuestión de Rusia, el Partido Comunista del Perú declaró en el documento mencionado anteriormente:

 

“Y ver que al fin y al cabo, la Revolución de Octubre no fue sólo insurrección sino una guerra revolucionaria que duró varios años. En consecuencia, en los países imperialistas la revolución sólo puede concebirse como guerra revolucionaria y ésta hoy es simplemente guerra popular".

 

La lucha armada de Rusia en 1917 no se puede mencionar sin adelantar también la revolución fallida de 1905. Esta fue una preparación para el 1917. Y la guerra duró hasta 1921, durante un período de 15 años, donde hubo mucha actividad armada, no solo en 1905 y 1917. Pero aún así, hemos tenido que esperar más de cien años para que los "acumuladores" occidentales finalmente acumulen fuerzas suficientes y también experimenten lo que Sison explica como las condiciones objetivas necesarias: "el Estado capitalista (...) [en] grave debilitación por su crisis interna, la crisis del sistema capitalista mundial, la participación en una guerra intercapitalista o interimperialista ". No es de extrañar que hayamos esperado por mucho tiempo, y con este método se podría seguir para siempre, si no fuera por el hecho de que el imperialismo está condenado. ¡Estas personas quieren hacer la revolución haciendo todo menos la revolución! Esto es una farsa y una expresión de bancarrota intelectual.

 

Incluso Lenin respondió a la cuestión de la acumulación hace mucho tiempo, afirmando que solo cuando vean el triunfo del socialismo la mayoría de la gente finalmente se convencerá.

 

Sison escribe:

 

"Incluso si la base material para el socialismo existe en el capitalismo, el proletariado debe primero derrotar al fascismo, ganando así la batalla por la democracia, antes de que el socialismo pueda triunfar".

 

Conocemos esta tensión de pensamiento de nuestro acogedor "revisionista" de Moscú "CP". No está lejos de la teoría antimonopolística desarrollada en las Escuelas del Partido Soviético de vender la idea de que los partidos revisionistas europeos trabajan incansablemente para construir una posición pro-soviética en los estados de Europa occidental, en el parlamento y en alianzas con partes de la Democracia Social. Era una fórmula para "primero asegurar la paz mundial" (!) O "establecer primero un gobierno capitalista antimonopolio", y luego, después de esto, la revolución socialista. No es otra cosa que "transición pacífica". Incluso si se enmascara como primera victoria contra el fascismo, entonces la revolución armada. La revolución armada no se desplegará de esta manera, nunca ha sucedido. La única manera de aplastar el fascismo es la guerra popular. Y la única manera de librar la guerra popular es librarla como una guerra prolongada de masas dirigida por un Partido Comunista Maoísta militarizado, y librada por un Ejército Popular y un Frente Unido.

 

Una falta total de conocimiento sobre las leyes y posibilidades en los países imperialistas.

 

Sison escribe:

 

"Según los estándares legales y constitucionales actuales de los países capitalistas industriales que pretenden ser liberal-democráticos, cualquier persona puede adquirir legalmente armas de fuego con fines deportivos y de autodefensa contra los delincuentes, así como contra el potencial del estado para volverse tiránico". y opresivo ".

 

Una vez más, ¿de qué países está hablando Sison? Esto no es de ninguna manera la situación en Europa. En la mayoría de los países europeos hay leyes estrictas sobre armas de fuego, y está lejos de ser una opción para que “cualquier persona” adquiera armas de fuego para la autodefensa. Por supuesto, hay posibilidades legales en muchos países y los revolucionarios pueden hacer uso de ellos. Pero esta declaración muestra una vez más una falta de precisión en el conocimiento de Sison.

 

Sison escribe:

 

"Por lo tanto, es posible organizar a los proletarios con armas de fuego como clubes deportivos de armas, como organizaciones comunitarias de autodefensa y como seguridad voluntaria para eventos y estructuras públicas".

 

Debemos decepcionar a Sison, si le importa leer nuestro breve texto, con el hecho de que esto se considera un delito penal en la mayor parte de Europa. ¡Y si no fuera ilegal, podríamos especular que el “gran ejército” del que habló Sison antes, podría elegir actuar como si fueran los clubes de armas los proletarios armados y estuvieran organizados en gran escala por un movimiento revolucionario!

 

La teoría también nos recuerda el programa de transición de Trotsky y su defensa de las milicias obreras en las fábricas. Ni Trotsky ni Sison han intentado organizar tales clubes de armas o milicias en Europa, pero esta es una alternativa muy pobre e ingenua al Ejército Popular que necesitamos para librar la guerra popular. Hecho en forma abierta o semi-abierta y en el marco del legalismo, estará casi indefenso contra el enjuiciamiento y la represión del Estado. El proletariado necesita su ejército. Las milicias deben formarse e integrarse en el ejército, pero esto no es posible dentro de un marco legalista de lucha legal prolongada.

 

¿Es sabio u oportunista ocultar nuestra intención?

 

Sison escribe:

 

"Es prudente que el partido revolucionario del proletariado no declare públicamente la intención de construir un ejército popular antes de que las condiciones sean propicias para la revolución armada".

 

Una vez más, el oportunista típico está en el trabajo. Esto también es algo que hemos escuchado muchas veces antes. Los llamados revolucionarios dicen "no debemos declarar públicamente nuestra intención", pero ¿a quién están engañando? Si esta es una verdadera intención, declarada internamente, es bastante difícil mantener el secreto de los servicios de inteligencia. Al menos si el Partido está organizado tan libremente y legalmente como amigos de Sisons en algunos países europeos. ¿Es el propósito esconder nuestra intención a las masas? ¿Para ocultar la necesidad de construir un Ejército Popular del pueblo mism?

¿A quién hay que engañar por esta intención oculta? ¿Por esta “sabiduría”? Nos atrevemos a proponer, que los únicos engañados son los honestos revolucionarios que creen que los oportunistas tienen la intención de construir un Ejército Popular. Engañado por las concesiones de Sisons al defender clubes de armas e intercambios políticos y prácticos con las guerras revolucionarias en los países oprimidos. Engañado por el prestigio más que por el contenido, porque el contenido es antiguo y en la misma sintonía con el que se reproduce en todos los grupos reformistas oportunistas en el Occidente.

 

El plan de repetir dogmáticamente lo que conciben como el camino de octubre de Lenin, más de 100 años después y contra un enemigo que ha estudiado la insurrección y cómo vencerlo durante un tiempo tan largo como un ataque sorpresa, es extremadamente ingenuo. Criminalmente ingenuo, si se aplica como una estrategia real por un autoproclamado Partido Comunista.

 

Sobre la cuestión de ocultar nuestra intención, los grandes maestros fundadores del marxismo, Marx y Engels, han respondido esto de la única manera comunista como ya se encuentra en el Manifiesto comunista:

 

“Los comunistas desdeñan ocultar sus puntos de vista y objetivos. Declaran abiertamente que sus fines solo pueden alcanzarse mediante el derrocamiento violento de todas las condiciones sociales existentes. Dejen que las clases dominantes tiemblen ante una revolución comunista. Los proletarios no tienen nada que perder excepto sus cadenas. Tienen un mundo que ganar."

 

Compare esta atrevida declaración con el consejo "sabio" de Sison de esperar a que maduren las condiciones para declarar nuestra intención ...

 

También, notemos que Sison habla de revolucionarios proletarios, no de comunistas, y del partido del proletariado y no del Partido Comunista. En nuestro punto de vista, este no es el lenguaje más correcto y claro para este asunto.

 

Incluso los imperialistas entienden la universalidad de la guerra popular.

 

Dejemos Sison y escuchemos al Dr. Thomas A. Marks, un asesor de riesgo político yanqui que trabaja en el negocio de la contrainsurgencia:

 

“En cualquier discusión sobre la insurgencia, las obras de Mao Tse-tung son inevitables. Sus innovaciones dieron como resultado la "guerra popular", una formulación que levantó el desafío asimétrico de táctico y militar a estratégico y político. "Mao fue a la guerra irregular lo que Napoleón y Clausewitz fueron a la guerra regular".

 

Y:

 

“Al contrario, como Mao dejó en claro una y otra vez, la violencia es parte integral de todas las fases de la insurgencia. Se utiliza simplemente a un nivel adecuado a la situación para eliminar la resistencia y la presencia del gobierno para que la política insurgente pueda producir una movilización de masas y de recursos ".

 

Y:

 

"El caso de las FARC ilustra que, sean o no maoístas, las insurgencias deben perseguir los elementos estratégicos maoístas tal como se realizan en el arte operacional".

 

Los intelectuales burgueses que se especializan en la guerra de guerrillas y la insurrección a menudo se refieren a Mao de esta manera. Su teoría de la guerra popular no es referida, por ellos, como guerra campesina o "cercando las ciudades desde el campo". Se lo denomina como elevar la guerra de guerrillas a un nivel estratégico y sintetizar las leyes de la guerra de guerras irregular o asimétrica. Lo que entienden los expertos burgueses, muchos revolucionarios no lo comprenden; La guerra popular, sintetizada por Mao Zedong, es universalmente aplicable en todos los países del mundo. Es la única estrategia militar del proletariado y, por lo tanto, de las masas oprimidas del mundo.

 

La guerra popular es una parte esencial e integral del maoísmo.

 

Más adelante, el Partido Comunista del Perú escribió en su Línea Internacional:

 

"Ante esto el Presidente Gonzalo en la I Conferencia Nacional de noviembre del 79 llamó a todo el Partido a enarbolar, defender y aplicar el marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tsetung contra el triple ataque revisionista. En estas posiciones el Partido se mantuvo firme y llevó una inalterable posición de principios. En 1980 el PCP inició la guerra popular basándose en el marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tsetung y es aplicando y desarrollando la guerra popular que avanzó más en la comprensión del maoísmo como tercera etapa del marxismo, por lo que en la II Conferencia Nacional de mayo del 82 acordó que el marxismo-leninismo-maoísmo era la tercera etapa del marxismo, así el PCP fue el único partido en el mundo que estuvo a la vanguardia en la defensa del maoísmo y asumió el bregar por la unidad de los marxistas-leninistas-maoístas en el mundo para que esta ideología sea mando y guía de la revolución peruana y mundial".

 

Esta es la línea presentada por el presidente Gonzalo y el PCP, una línea roja en el Movimiento Comunista Internacional, para luchar por la unificación bajo el maoísmo. Hagamos hincapié en la afirmación de que el maoísmo se comprendió solo a través de la Guerra Popular en el Perú y que el PCP fue el único Partido Maoísta en el mundo en 1982. Esto es completamente cierto. Lo que es importante no es la palabra, sino el contenido, y el contenido del maoísmo no se estableció claramente antes de 1982 y fue hecho solo por el PCP. La guerra de las popular es una parte integral de esta tercera y más alta etapa de la Ideología del Proletariado; El marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente el maoísmo.

 

Es bueno que Sison haya adelantado su línea, incluso de manera cobarde y mediocre. Es una buena oportunidad para presentar la línea correcta de la guerra popular prolongada en todos y cada uno de los países como el único camino hacia el comunismo. Los argumentos en contra son bien conocidos por nosotros y han sido contestados muchas veces, pero no lo son para todos los revolucionarios. Ahora, pueden ver por sí mismos lo que se presenta en contra de la guerra popular, cuál es la "alternativa", y pueden evaluar por sí mismos si se trata de un camino victorioso, o simplemente el mismo paso de ganso hacia el pantano del reformismo. El oportunismo y el cretinismo parlamentario que muchos de nuestros precursores han hecho solo para ahogarse en esta agua fangosa amarga.

 

También recomendamos los siguientes tres grandes textos que son muy relevantes para este tema, no solo para resaltar la estrategia de la guerra popular, sino también sobre cómo ver al Presidente Gonzalo y cómo evaluar la Revolución de Octubre de Rusia desde nuestro punto de vista superior. Hoy, conquistada por el maoísmo.

 

Redacción de Klassenstandpunkt, República Federal Alemana: Guerra Popular - El único camino hacia la liberación http://www.demvolkedienen.org/index.php/en/t-theorie-en/2259-klassenstandpunkt-people-s-war-the- camino único a la liberación

 

Partido comunista maoísta, estado francés: ¡Defender la vida del presidente Gonzalo es defender el maoísmo! http://www.demvolkedienen.org/index.php/en/t-dokumente-en/1778-pcm-to-defender-the-life-of-chairman-gonzalo-is-to-defend-maoism

 

Frente revolucionario en defensa de los derechos de los pueblos, Brasil: ¡Viva el brillante camino de octubre!http://www.demvolkedienen.org/index.php/en/t-dokumente-en/1852-long-live-the-shining-october-path

 

Estos son expresiones y ejemplos de los grandes esfuerzos de la línea roja para reenviar la línea del Presidente Gonzalo, promover y propagar la línea del PCP y dar un nuevo impulso al Movimiento Comunista Internacional. Es una expresión de cómo la línea roja brinda orientación y apoyo a los maoístas en todo el mundo, y por qué el maoísmo está avanzando ahora también entre los revolucionarios en los países imperialistas. Los esfuerzos deben ser saludados y estudiados por todos los maoístas.

 

La línea roja unirá el movimiento comunista internacional bajo el maoísmo.

 

Esta respuesta al texto de Sisons se hace a toda prisa. La cuestión de la guerra popular ha sido investigada y formulada mucho más a fondo muchas veces, por ejemplo, en los tres textos anteriores, y especialmente en los grandes documentos del Partido Comunista del Perú. Está escrito polémicamente, pero no está escrito con ninguna falta de respeto a los comunistas y combatientes de Filipinas.

 

Durante 50 años, el Partido Comunista de Filipinas ha librado una guerra popular gloriosa. Comunistas y masas han derramado sangre como parte viva y luchadora de la Revolución Proletaria Mundial. No es solo una contribución práctica al Movimiento Comunista Internacional, sino también una prueba de la invencibilidad de la guerra popular y la universalidad de la guerra popular. La Guerra popular en las Filipinas es una de las cuatro guerras populares en el mundo de hoy, por lo que es importante y profundamente apreciada por todos los verdaderos comunistas. Deseamos que se desarrolle aún más y tenga éxito en la destrucción del viejo Estado, la Nueva Democracia, la transición socialista y las revoluciones culturales hasta el comunismo. Mientras el fuego de la guerra popular esté ardiendo, por más que paresca amainar en ciertos períodos, saludamos al fuego arduiente y lo celebramos.

 

Esta esperanza y este apoyo son inquebrantables, sea lo que sea lo que José Maria Sison pueda recomendar como inteligente o flexible, pero ese apoyo no puede ni debe poner un límite a la lucha de dos líneas. La unidad sin principios es una expresión de la línea negra, la línea burguesa, la línea de liquidación y el revisionismo. La lucha de dos líneas debe librarse sin temor a estar fuera de orden, porque sabemos que es una lucha de vida o muerte para la Revolución Proletaria Mundial.

 

La línea roja del Movimiento Comunista Internacional sostiene como verdadero el hecho de que el maoísmo es la tercera y más alta etapa de la ideología del proletariado y que la guerra popular es universalmente aplicable en todos y cada uno de los países. Esta es la posición de la izquierda, esta es la posición correcta que se ha comprobado una y otra vez, esta es la posición que prevalecerá y ya está uniendo al Movimiento Comunista Internacional bajo una bandera gloriosa por primera vez en mucho tiempo.

 

¡Unirse bajo el maoísmo!

¡Reconstituir y constituir los partidos comunistas militarizados!

¡Guerra popular hasta el comunismo!

 

Por Ard Kinera, 6 de junio de 2019.

Traducido por AND-Hamburg

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload